Menú Cerrar

11 formas sencillas de reducir el colesterol alto

Si tiene alto el colesterol, su médico probablemente ya le haya recomendado tomar estatinas.

Le asegurará que sin duda necesita ese medicamento para bajar sus cifras.

Pero como ya he compartido con usted antes, las estatinas vienen con efectos secundarios muy negativos, desde la progresión de la diabetes hasta la pérdida de memoria.

Entonces, ¿por qué tomarlas si puede no hacerlo? Sobre todo cuando hay MEJORES formas de reducir el colesterol de forma natural.

Siga estos consejos para reducir el colesterol y mejorar la salud de su corazón:

1. Muévase

Hacer ejercicio al menos 30 minutos al día, cinco días a la semana es suficiente para aumentar el colesterol “bueno” (HDL) y reducir el colesterol “malo” (LDL).

2. Tome más fibra

La investigación ha puesto de manifiesto que consumir de 5 a 10 g de fibra al día podría reducir el colesterol LDL.

3. Opte por el aceite de oliva

Sustituir la mantequilla por aceite de oliva podría reducir el colesterol LDL hasta en un 15%. Asegúrese de elegir aceite de oliva virgen extra.

4. Dele sabor a su vida

Las especias como la canela y el ajo pueden ayudar a reducir el colesterol. De hecho, medio o un diente de ajo al día podría reducir el colesterol en un 9%.

5. Deje de fumar

Investigaciones anteriores encontraron que aquellos que dejaron de fumar redujeron su colesterol HDL en un 5% en un año.

6. Bajar de peso

Si tiene sobrepeso, perder solo 4,5 kilos podría reducir el colesterol LDL en un 8%.

7. Olvídese de las grasas trans

Las grasas trans, que se encuentran en muchos alimentos, aumentan el colesterol LDL y reducen el colesterol HDL.

8. Consuma más pescado

Reemplazar la carne roja con pescado podría ayudar a reducir el colesterol, al disminuir la exposición a las grasas saturadas.

9. Reduzca sus niveles de estrés

Los altos niveles de estrés también contribuyen a disparar su colesterol.

10. Ríase más a menudo

¡La risa ayuda a aumentar el colesterol HDL!

11. Coma más frutos secos

La mayoría de los frutos secos pueden ayudar a reducir el colesterol LDL. Todo es gracias a la fibra que contienen.