Menú Cerrar

¿Le apetece una copa de vino después de un día duro? Esta es la razón…

¿Sabía que en realidad hay una razón biológica por la que le puede apetecer una copa de vino tinto al final de un largo día?

¡La excusa perfecta! Bueno, no tan rápido.

Hoy voy a mostrarle lo que hay REALMENTE en esa copa; lo bueno y lo malo.

Además, conocerá el SECRETO del vino tinto que puede acabar con el estrés, de forma natural y sin efectos secundarios.

El secreto del vino tinto

La ansiedad y la depresión son dos de los trastornos más frecuentes en la actualidad, y las personas mayores son quienes más riesgo tienen de padecerlas.

Quienes buscan ayuda y acaban tomando medicamentos presentan una tasa de éxito increíblemente baja.

Solo un tercio de las personas se curan de la depresión. Y, lo que es más alarmante, el 90% de las personas mayores con depresión nunca buscan ayuda.

Sin embargo, el vino tinto esconde el SECRETO DE LA MADRE NATURALEZA.

Se trata del resveratrol, un potente antioxidante, que alivia el estrés y la depresión.

En un estudio reciente se ha descubierto que el resveratrol actúa sobre una vía con la que los medicamentos no pueden ni soñar.

Bloquea la enzima responsable del estrés del cerebro, llamada corticosterona. En lugar de actuar estimulando la serotonina, como hace la mayoría de antidepresivos, el resveratrol actúa agotando el origen de la depresión.

Entonces, ¿cuánto vino tinto hay que beber para notar los efectos?

Bueno, un momento. Recuerde que el alcohol es tóxico. Beber demasiado interfiere en el sueño, provoca aumento de peso, daña el hígado y produce adicción.

Por tanto, la muy moderada cantidad de tres a cinco copas de vino tinto a la semana es lo óptimo. Es más, las investigaciones demuestran que tomar esa cantidad puede reducir el riesgo de cardiopatía.

Una vez dicho esto, una alternativa mucho mejor es simplemente buscar un complemento de resveratrol.

Puede estar seguro de que le aportará lo necesario, sin tener que obtenerlo a través del vino. Además, así evita los efectos negativos del alcohol en su organismo.

El resveratrol no solo es bueno para el estrés y la ansiedad. También para el corazón y el sistema inmunitario, elimina el dolor articular y mucho más.