Menú Cerrar

¡No se deje engañar por la gran mentira del desayuno!

En la década de 1960, el colesterol fue declarado “enemigo público número 1”.

La corriente principal culpó a los alimentos con alto contenido de colesterol del aumento de las cifras de obesidad y de enfermedades cardíacas, y debido a que los huevos contienen grasa y colesterol, fueron oficialmente demonizados.

Sin embargo, a pesar de todas las advertencias y amenazas, la realidad es que nunca ha existido una investigación sólida que demuestre que los huevos son malos para la salud.

De hecho… ¡hay muchas investigaciones que demuestran lo CONTRARIO!

Y ahora quiero demostrárselo, para que esos motores nutricionales que son los huevos sean una parte importante de su dieta

He aquí por qué NECESITA comer huevos

Durante años se nos ha dicho que los huevos acabarían obstruyendo nuestras arterias como pelos enredados en un desagüe, pero ahora sabemos que todo eso son MENTIRAS y publicidad engañosa …

Y un nuevo estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition lo demuestra.

Los investigadores analizaron datos de más de 177.000 personas y concluyeron que comer un huevo al día NO aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca.

Resulta que puede comer huevos TODOS LOS DÍAS de la semana y no tiene que preocuparse de que el colesterol dañe su salud.

Y no solo eso.

¡Estudios previos demostraron que comer un huevo al día en realidad REDUCE el riesgo de morir de una enfermedad cardiovascular!

Es más, un huevo al día también se ha asociado con un 12% de REDUCCIÓN de riesgo de accidente cerebrovascular.

¿Ya se ha convencido?

Amigo mío, los números hablan por sí mismos; si en el pasado le asustaba tomar este alimento en el desayuno, es hora de replanteárselo.

Y yendo un paso más, mis lectores que me sigan hace tiempo conocen mi admiración por la Dieta Paleo.

Es una de las mejores -si no la mejor- dietas que existen para la salud, reduciendo el riesgo de todas las patologías mortales.

Y también es una de las más fáciles de seguir, lo que la hace aún más convincente.

La Dieta Paleo se centra en carnes magras, pescado, lácteos enteros, frutos secos y semillas, frutas frescas, verduras… ¡y HUEVOS!

Así que… ¡adelante!: vuelva a añadir huevos a su dieta.